TORTURAS A LOS PRIMEROS CRISTIANOS: APALEAMIENTO Y LAPIDACIÓN





Otras de las torturas comunes en contra de los primeros cristianos, según consta en las Actas de Martyrium, serían los apaleamientos y lapidaciones.




Como se puede ver en el primer gráfico superior, algunos de los cristianos eran atados en sus extremidades para luego ser golpeados por una o varias personas, en muchos casos, hasta provocar la muerte. Algunos mártires cristianos, fueron apaleados sobre una base de puntas de hierro para provocar el máximo dolor posible.



En cuando a la lapidación, la forma del castigo es muy parecida a la que se realiza aún en algunos países y comunidades, principalmente en el Medio Oriente o África. El sujeto es atado de manos y de pies, y es apedreado por una o varias personas. Los golpes pueden ir a diferentes partes del cuerpo y en algunos otros casos, centrarse en la cabeza y el rostro.