CHINA DETIENE A OBISPO CATÓLICO Y DESIGNA SU PROPIO OBISPO CATÓLICO


El Vaticano denunció la detención por parte del gobierno de China, del obispo auxiliar de Shanghái, Tadeo Ma Daqing, quien fuera detenido luego de que este renunciara a la Asociación Católica Patriótica de China (organismo con que este país controla al catolicismo) y de lanzar duras críticas al régimen chino.

El conflicto se da porque la Asociación Católica Patriótica actúa bajo los designios del gobierno y no se somete a la autoridad del Papa. Por ello, el desplante de Ma Daqing provocó una dura reacción por del gobierno chino que luego de su detención lo ha trasladado a su seminario y está prohibido de oficiar misa.

Por otro lado, el regimen chino ha impuesto la ordenación de Joseph Yue Fusheng como obispo de Harbin, a pesar de que el Vaticano lo vetó explícitamente. Es más, la Santa Sede acaba de excomulgar al obispo vetado y ha publicado un duro comunicado en el que asegura que este nombramiento es "ilícito" porque no ha sido bendecido por el Papa, al tiempo que "causa división y provoca sufrimiento a las comunidades católicas de China y de la Iglesia universal". Además, el Vaticano aseguró que pedirá explicaciones a los obispos que asistieron a dicha ceremonia.

Asimismo, llamó a todos los católicas en China (unos 14 millones) a "defender y preservar la doctrina y la tradición de la Iglesia".

De los 14 millones de católica en China, 10 millones deben practicar su fe en la clandestinidad y asistir a misas secretas.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En el país amarillo la más mímina sospecha de haber infringido su estricto código legal conlleva la pena de muerte o prisión incondicional en campos de concentración donde morir lentamente.
La prueba está en el imparable éxodo de ciudadanos chinos hacia países no comunistas donde puedan respirar y ser libres.

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD