AMANTES SECRETAS DE SACERDOTES PIDEN AL PAPA FRANCISCO ACABAR CON EL CELIBATO

Un grupo de 26 mujeres firmantes, que se presentan como amantes de sacerdotes católicos, han solicitado al Papa Francisco que acabe con el celibato impuesto al clero. 

“Nosotras todas tenemos, hemos tenido o quisiéramos tener una aventura amorosa con un sacerdote del que nos hemos enamorado”, señala la carta de las mujeres.

En la misiva aseguran que debido al celibato son víctimas de "sufrimientos devastadores" a causa del carácter secreto de tales relaciones amorosas y afirmaron que “algo podría cambiar, no sólo para nosotras, sino también por el bien de toda la Iglesia”.

Las mujeres argumentaron que “un sacerdote que no tiene que renunciar a su vocación para vivir el amor como hombre casado (…) y que cuenta con el apoyo de su esposa y sus hijos” podría servir mejor a “Jesús y a la comunidad”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Son tres cosas al ver la petición:

1. La iglesia católica fundamentalmente no fue fundada por una persona sino por Cristo por ende el único que puede decir si se hacen cambios o no , es el mismo.

2. En una carta de un apóstol dice que no es posible servirle a dos amos al tiempo, en este caso el sacerdote por estar pensando en servir en su casa con su familia no servirá de igual manera a Dios.

3. Si ya vio que no sirve de sacerdote que se retire y que tenga una vida normal y feliz con su enamorada. Existen grupos que ayudan a la iglesia católica en llevar comuniones, ayudas y catecismo donde pueden servir ya no siendo sacerdote pero si un seguir de Cristo.

Y por ultimo y no menos importante, Saludos :)

Anónimo dijo...

La Iglesia Católica no fué fundada por Cristo (que para fines prácticos, también fué una persona), si no por un grupo de individuos que necesitaban creer en algo; por lo tanto es igual de perfectible que cualquier institución humana.

El problema no son las creencias, porque Dios (con el nombre que gustes ponerle) existe y es genial, el verdadero dilema es que hombres (que de santos tienen lo que yo tengo de veladora) decidieron las reglas por las que se rige la Iglesia en la actualidad.

Es posible tener una vida "normal y feliz" y ser sacerdote, porque hasta donde tengo entendido, lo que Cristo predicaba era el amor. Entonces finalmente, el amor no es un pecado, o si?
No tiene por qué ser opuesta una vocación a la otra.

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD