LOS ANUNCIOS LUEGO DEL SÍNODO EXTRAORDINARIO SOBRE LA FAMILIA



El Vaticano ha difundido el documento titulado "Relación tras el debate", en el que se resumen las principales opiniones o conclusiones sobre el tema de la familia, discutidos por los más de 200 obispos que participaron en el Sínodo extraordinario sobre de la Familia.

Las opiniones más importantes fueron las siguientes:

1. El divorcio

Como se sabe, el Vaticano considera una falta muy grabe el divorcio ya que se considera que el matrimonio es una sacramento que debe respetarse. Sin embargo, en este sínodo se llegó a la certeza de que los divorciados deben ser tratados con respeto por el dolor por el que atraviesan, también, que la Iglesia debe pensar en los hijos que sufren por la separación de sus padres y ayudarlos a superar este dolor.

“Un tal discernimiento es indispensable para los separados y los divorciados. Debe ser respetado sobre todo el sufrimiento de aquellos que han sufrido injustamente la separación y el divorcio. El perdón por la injusticia sufrida no es fácil, pero es un camino que la gracia hace posible. Del mismo modo, es indispensable hacerse cargo de manera leal y constructiva de las consecuencias de la separación o del divorcio en los hijos: ellos no pueden convertirse en un “objeto” de contienda y se deben buscar las formas mejores para que puedan superar el trauma de la división familiar”.

2. Segundo matrimonio

Otro de los temas difíciles para la Iglesia Católica es el segundo matrimonio. El documento pide no descriminar a las personas que vivan esta nueva experiencia.

“También las situaciones de los divorciados y vueltos a casar requieren naturalmente un discernimiento atento y un acompañamiento lleno de respeto, evitando cualquier lenguaje o actitud que les haga sentir discriminados. Hacerse cargo de ellos no supone para la comunidad cristiana un debilitamiento de la fe y del testimonio de la indisolubilidad matrimonial, sino que expresa su caridad con este cuidado”.

3. Los homosexuales

En cuanto a los homosexuales, la Iglesia dividió la discusión en tres puntos principales: Dones y cualidades; El matrimonio homosexual; y Niños en parejas homosexuales.

En cuanto a los dones y cualidades se dijo lo siguientes:

“Las personas homosexuales tienen dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana: ¿estamos en grado de recibir a estas personas, garantizándoles un espacio de fraternidad en nuestras comunidades? A menudo desean encontrar una Iglesia que sea casa acogedora para ellos. ¿Nuestras comunidades están en grado de serlo, aceptando y evaluando su orientación sexual, sin comprometer la doctrina católica sobre la familia y el matrimonio?”

En cuanto al Matrimonio homosexual

“La Iglesia afirma, por otra parte, que las uniones entre personas del mismo sexo no pueden ser equiparadas al matrimonio entre un hombre y una mujer” 

Y  en el caos de Niños en parejas homosexuales

“Sin negar problemáticas morales (...) se toma en cuenta que hay casos en que el apoyo mutuo, hasta el sacrificio, constituye un valioso soporte para la vida de las parejas. Además, la Iglesia tiene atención especial hacia los niños que viven con parejas del mismo sexo, reiterando que en primer lugar se deben poner siempre exigencias y derechos de los pequeños”.


Por el momento no se sabe con exactitud cuál ha sido la reacción de los propios obispos sobre este documento, aunque ya se habla de una división entre los más conservadores que indican que este pronunciamiento no implica ningún cambio en la doctrina de la Iglesia Católica, y los más progresistas, quienes consideran este sínodo como un paso importante para los cambios en el catolicismo.



No hay comentarios:

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD