SE INICIA EN EL VATICANO POLÉMICO SÍNODO SOBRE LA FAMILIA



Desde este domingo y por un año y medio se realizará, en diversas etapas, en la Santa Sede una asamblea convocada por el Papa Francisco para discutir con los miembros más importantes de la Iglesia Católica, sobre temas relacionadas con la Iglesia y la familia en el mundo actual. 

Ante esto, el Papa Fracisco ha pedido a los miembros de la Santa Sede que se realice un debate sincero con respecto a la familia. Ya el Sumo Pontífice señaló un día antes que los temas a discutir estarían relacionadas con las relaciones sexuales, matrimonio, divorcio y homosexualidad.

Francisco dijo que quiere que los obispos escuchen, que realmente escuchen lo que dice la gente, y luego se enfrasquen en un debate "sincero, abierto y fraternal" que responda a los "cambios trascendentales" que las familias viven en la actualidad.

Muchos esperan que los resultados del sínodo sea beneficioso sobre la opinión del Vaticano tiene sobre los métodos anticonceptivos, la homosexualidad y la situación de los divorciados, que para la Iglesia Católica, por ejemplo, son impedidos de comulgar, entre otras prohibiciones.

Los Cardenales rebeldes

El mes pasado, cinco destacados cardenales conservadores de la Iglesia Católica, a través de un libro, llamaron a no flexibilizar las reglas por las que se excluye del sacramento de la comunión a los divorciados que se vuelven a casar. 

"Los autores de este libro están unidos y argumentan firmemente que el Nuevo Testamento nos indica a los cristianos que el divorcio está prohibido, así como los nuevos matrimonios, sin ninguna ambigüedad", indicó la obra titulada "Permanecer en la verdad de Cristo: Matrimonio y comunión en la Iglesia Católica".

Los autores son el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gerhard Müller; el prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, Raymond Leo Burke; el presidente emérito del Comité Pontificio de Ciencias Históricas; Walter Brandmüller; el arzobispo de Bolonia y teólogo Carlo Caffarra; y el presidente emérito de la Prefectura para los Asuntos Económicos de la Santa Sede, Velasio De Paolis.

Ante esta polémica, El Papa comentó que es "hora de la misericordia" y que quienes fracasan en su matrimonio tienen que ser apoyados y no condenados.

No hay comentarios:

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD