TORTURAS A LOS PRIMEROS CRISTIANOS: EL TORO DE BRONCE Y LA CAMA DE HIERRO



Continuando con las distintas formas de torturas que sufrieron los primeros cristianos y que están registrados en las Actas Martyrium, vamos a comentar en esta oportunidad las torturas de la sarten, la cama de hierro y del toro.

Tal como vimos en el post anterior, los primeros cristianos eran colocados en sartenes llenas de agua o aceite. Allí eran fritos y quemados, tanto en la parte posterior como en la anterior. A veces, no se le ponía de cuerpo entero, sino que antes de colocarlo en la sartén, era desmembrado y luego cocinado.

Otra de las formas de torturas más terribles (quizá una de las más terribles de toda la historia según los especialistas) la vemos en la imagen B, en la que se usaba el llamado Toro de bronce. En esta forma de tortura, los cristianos eran colocados dentro de una especie de horno con forma de toro. Una vez dentro, se cerraban las puertas de ingreso al cuerpo del toro y se prendía un fuego que se colocaba debajo del cuerpo del toro. El cuerpo de hierro del toro calentaba y el cristiano dentro de la escultura se quemaba sin ninguna oportunidad de escapar.

El creador de esta máquina de tortura fue el ateniense Perilo, quien la creó como un regalo al tirano de Agrigento, Falaris, como un regalo, sin embargo, no contó con que el propio rey, al recibir el regalo, indicara a sus soldados que metieran en él para probarlo, al propio inventor.

Sobre esto, Valerio Máximo dijo lo siguiente:

"Entonces sucedió que el cruel inventor del toro de bronce en el que los hombres eran callados y quemados, y se veían en el tormento de pronunciar gritos resonantes en la forma de simples bramidos, por lo que los gemidos de agonía no pueden ser expresado en la voz y el lenguaje humano, apelando a la piedad del tirano Falaris. Ahora en la medida en que se alegraba de robar a las víctimas miserables de toda esperanza de piedad, el artista fue el primero en ser encarcelado en el toro y merecidamente para demostrar los efectos terribles de su propio dispositivo".


Por último, tenemos la forma de tortura de la cama de hierro, en la que a manera de parrilla, el cristiano era colocado sobre una plancha de hierro. Una vez encendido el fuego en la parte inferior, el torturado era picado, cortado o desmembrado.


LEER TAMBIÉN:


EL TORO DE BRONCE Y CÓMO SU INVENTOR MURIÓ AL "PROBAR" SU PROPIA MÁQUINA DE TORTURA

No hay comentarios:

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD