LOS SECRETOS DE MARÍA MAGDALENA

Jesús se presenta ante María Magdalena luego de su resurrección.

Por Percy Taira

Éxitos literarios como el Código Da Vinci trajo a la discusión teológica, académica y mediática, la figura y la verdadera importancia de María Magdalena. Mujer cuya figura fue deformada por parte de la Iglesia Católica durante muchos siglos y que sin embargo, se cree que sería una de las figuras más importantes del cristianismo.

¿María quién?

En principio, podemos decir que muchas de las confusiones que se tienen sobre María Magdalena, es que en la Biblia, hay muchas referencias a mujeres discípulas con ese nombre y no necesariamente se refieren a la misma mujer. 

En el caso de la María de este post, se sabe que le decían la Magdalena pues esta era una referencia del lugar de su procedencia: Magdala o Migdal, que era una próspera aldea pesquera que aún existe en la actual Israel, cerca al mar de Galilea. Sin embargo, existe muy poca evidente histórica sobre de dónde vino realmente María Magdalena.

¿María la prostituta?

Sea o no de Magdala, la pregunta que nos queda es de dónde nace la creencia que María Magdalena fue una prostituta. Lo curioso es que en ninguna parte de los cuatro Evangelios canónicos se dice que María Magdalena fuera una prostituta, en cambio, sí dejan entrever que era una gran e importante discípula de Jesús.

Esto es lo que dice el Evangelio de Lucas sobre una mujer que es constantemente confundida con María Magdalena y que le da esta falsa imagen de prostituta.

"Un fariseo invitó a Jesús a comer, y Jesús fue a su casa. Estaba sentado a la mesa, cuando una mujer de mala vida que vivía en el mismo pueblo y que supo que Jesús había ido a comer a casa del fariseo, llegó con un frasco de alabastro lleno de perfume. Llorando, se puso junto a los pies de Jesús y comenzó a bañarlos con sus lágrimas. Luego los secó con sus cabellos, los besó y derramó sobre ellos el perfume. Al ver esto, el fariseo que había invitado a Jesús pensó: “Si este hombre fuera verdaderamente un profeta se daría cuenta de quién y qué clase de mujer es esta pecadora que le está tocando.” 

Al decir que era una mujer de mala vida, se cree que se refiere a una prostituta. Sea como fuere, Lucas no menciona el nombre de esta mujer. En cambio, Lucas sí menciona a María Magdalena en otro pasaje de su Evangelio. En él nos dice que Jesús expulsó de ella a siete demonios.

"Jesús anduvo por muchos pueblos y aldeas, proclamando y anunciando el reino de Dios.Los doce apóstoles le acompañaban, como también algunas mujeres que él había curado de espírtus malignos y enfermedades. Entre ellas iba María, la llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios".

Pero no menciona de qué eran esos demonios y nuevamente, no menciona que fuera una prostituta. 

Según los inviestigadores y académicos, la fama de prostituta de María Magdalena, fue una deformación generada con los primeros padres de la Iglesia católica quienes por un lado buscaban restarle poder a las mujeres dentro de la Iglesia y por el otro, como una forma de simplificación de las palabras del Evangelio para que las personas puedan entenderlo mejor.

María Magdalena: la principal protagonista

Pero María Magdalena no fue un personaje más dentro de los tantos que hay en la Biblia, sino que fue una de las personas más importantes de la vida de Jesús, sobre todo, en la etapa final relacionadacon la muerte y resurrección del Cristo. Según el Evangelio de Lucas, María estuvo presente en la crucifixión de Cristo.

"Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, y la hermana de su madre, María, esposa de Cleofas, y María Magdalena". San Juan 19:25.

También fue ella quien vio la piedra de la tumba de Jesús removida. 

"El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro  muy temprano, cuando vio quitada la piedra que tapaba la entrada". San Juan 20:1

Y fue ella, la primera que vio a Jesús luego de su resurrección.

"María se quedó fuera, junto al sepulcro, llorando. Y llorando como estaba, se agachó a mirar dentro y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados donde había estado el cuerpo de Jesús, uno a la cabecera y el otro a los pies. Los ángeles le preguntaron:
–Mujer, ¿por qué lloras?
Ella les dijo:
–Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto.
Apenas dicho esto, volvió la cara y vio allí a Jesús, aunque no sabía que fuera él. Jesús le preguntó:
–Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?
Ella, pensando que era el que cuidaba el huerto, le dijo:
–Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto, para que yo vaya a buscarlo.
Jesús entonces le dijo:
–¡María!
Ella se volvió y le respondió en hebreo:
–¡Rabuni! (que quiere decir “Maestro”)" (San Juan 20: 11-16)

Por último, Jesús le pide que sea ella la que anuncie a los demás apóstoles, su resurrección. Algo que le da un peso a su figura, sumamente importante entre ese grupo de primeros discípulos de Cristo.

"Entonces María Magadalena fue y contó a los discípulos que había visto al Señor, y también les contó lo que él le había dicho" (San Juan 20: 18) 

¿María Magdalena el Santo Grial?

Dicho esto, es claro que María Magdalena fue uno de los principales discípulos de Cristo. Que estuvo con él en los principales momentos de su vida, tanto al inicio de su misión como al final de ésta.

Por ello, no es sorpresa el crecimiento de la adoración a María Magdalena sobre todo en la Europa medieval, principalmente en el sur de Francia, en la que la tradición cuenta que María habría llegado allí luego de la crucifixión de Jesús.

Pero eso no es todo, sino que estas leyendas sugiere que la Magdalena había realizado este viaje nada menos que con la hija que tuvo con el propio Jesús, llamada Sara, quien según las tradiciones, sería la primera en el linaje de los reyes franceses. Linaje, que aún sobrevive en nuestros tiempos.

Debido a ello, muchos investigadores, sostienen que María Magdalena es el llamado Santo Grial o Sangre santa, pues ella era quien llevaba dentro de sí, la descendencia de Jesús. No una copa o el vaso que Jesús usó durante la última cena.

Luego se señala que muchos otros, desde los Caballeros Templarios hasta el párroco de la localidad francesa de Rennes-le-Château, Francois-Bérenger Saunière, supieron de este secreto de María Magdalena y fue este conocimiento que les dio gran poder y riqueza. 

Sin embargo, esta parte de la historia post crucifixión de Jesús es rechazado por muchos investigadores y expertos estudiosos de la Biblia y la vida de Jesús ya que no hay pruebas históricas contundentes que certifiquen esta descendencia de Jesús de Nazaret.

No hay comentarios:

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD