TRES CREENCIAS ERRADAS SOBRE ADÁN Y EVA

Cuadro de Alberto Durero (1507) en la que se aprecian las tres creencias erradas sobre Adán y Eva. ¿Los ves?

Por Percy Taira

Una de las historias más conocidas y populares de la Biblia es la historia de Adán y Eva, los primeros seres humanos creados por Dios, para poblar la Tierra. La historia es conocida, todo era felicidad hasta que, apesar de la prohibición de Dios, ambos deciden probar el fruto prohibido del árbol del conocimiento y Dios al ver que le desobedecieron, los echó del Paraíso y fueron enviados a sufrir al mundo tal y como lo conocemos.

Sin embargo, dentro de esta historia simple, la cultura o el arte, ha generado imágenes populares, iconográficas de estos dos personajes o de este episodio del génesis bíblico, que nada tienen que ver con el relato del Antiguo Testamento pero que hoy consideramos casi como un hecho nacido del propio texto bíblico.

En la imagen superior, tenemos un cuadro del pintor alemán Alberto Durero de 1507, en la que se muestran una clásica representación de Adán y Eva. En él, hay tres errores que no tienen nada que ver con el texto bíblico. Para quienes no lo hayan descubierto, acá se lo decimos.


1. ¿Adán y Eva comieron una manzana?

Diversas imágenes desde pinturas antiguas hasta libros de texto y animaciones de la actualidad, nos han mostrado siempre la imagen clásica de Eva ofreciéndole a Adán una manzana o Eva mordiendo una manzana, es decir, la manzana sería el fruto prohibido del árbol de la sabiduría. Sin embargo, lo curioso es que la Biblia en ningún momento especifica cuál es el fruto en cuestión.

Este es el relato del Génesis.

"La serpiente era el más astuto de todos los animales del campo que el Señor Dios había hecho, y dijo a la mujer: '¿Así que Dios les ordenó que no comieran de ningún árbol del jardín?'.

La mujer le respondió: 'Podemos comer los frutos de todos los árboles del jardín. Pero respecto del árbol que está en medio del jardín, Dios nos ha dicho: ‘No coman de él ni lo toquen, porque de lo contrario quedarán sujetos a la muerte’'.

La serpiente dijo a la mujer: 'No, no morirán.

Dios sabe muy bien que cuando ustedes coman de ese árbol, se les abrirán los ojos y serán como dioses, conocedores del bien y del mal'.

Cuando la mujer vio que el árbol era apetitoso para comer, agradable a la vista y deseable para adquirir discernimiento, tomó de su fruto y comió; luego se lo dio a su marido, que estaba con ella, y él también comió."

Como pueden ver, en ninguna parte del texto se dice que el fruto prohibido es una manzana. Al parecer, la utilización de la manzana como la fruta prohibida se originó en la época del Renacimiento Europeo (Siglo XV y XVI) sobre todo en el arte pictórico y en la poesía, pero como hemos visto, no tiene nada qué ver con las escrituras bíblias.


2. ¿Y se cubrieron con una Hoja de Parra?

Otro dato curioso popularizado en el arte, nace de la creencia de que luego de probar el fruto prohibido (que no es una manzana) Adán y Eva toman conciencia del bien y del mal y entonces es cuando se dan cuenta de que están desnudos y sienten vergüenza de ello. De inmediato, cubren sus partes íntimas con unas hojas de parra (en el caso del cuadro de Durero, con hojas de un manzano). 

Lo curioso de todo esto es que la Biblia nunca menciona que ellos se cubren con unas hojas de Parra (es decir, hojas de vid) ni con  hojas de un manzano (si Eva comió una manzana es porque tenía un manzano cerca), sino, con hojas de una higuera.

Esto es lo que dice el Génesis:

"Entonces se abrieron los ojos de los dos y descubrieron que estaban desnudos. Por eso se hicieron unos taparrabos, entretejiendo hojas de higuera."

En este punto nuevamente, la confusión se genera con los pintores y artistas del Renacimiento, quienes consideraron más apropiado que Adán se cubra con una hoja de parra, tal vez por una cuestión geográfica y dependiendo de en qué zonas eran más comunes las parras o las higueras. 

Ahora bien, la pregunta que nace al leer el pasaje bíblico es: ¿Si Adán y Eva al verse desnudos lo primero que hacen es cubrirse con hojas de higuera, no es factible pensar que el árbol de la sabiduría era una higuera y el fruto prohibido un higo? Es decir, lo lógico es que tomaron las hojas que tenían a la mano y esas hojas debieron provenir del árbol más cercano.


3. ¿Por qué tienen ombligos?

Otro error que hemos heredado de muchos años atrás es el de mostrar a Adán y Eva con ombligo. Simplemente ellos no deben tener ombligo debido a que no  nacieron naturalmente, es decir, no nacieron de una madre sino que fueron creados por Dios, Adán del barro y Eva de la costilla de Adán; y por otro lado, si se dice que fueron creados a "imagen y semejanza de Dios" si Adán y Eva tuvieron ombligo quiere decir que Dios también lo tiene, es decir, que Dios nació de una madre.


Estos han sido los tres errores más comunes que tenemos en mente cuando pensamos en Adán y Eva, por un lado, que la manzana nunca fue manzana, que la hoja de parra nunca fue de parra y por último que no tienen por qué tener ombligo.





No hay comentarios:

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD