LA BIBLIA DEL DIABLO (CODEX GIGAS)


Por Percy Taira

Cuenta la leyenda que en un monasterio ubicado en Podlazice, en la República Checa, un monje benedictino que fue condenado a morir emparedado por haber cometido un grave pecado decidió redimirse ante sus hermanos escribiendo todo el texto de la Biblia en una sola noche. Ante el escepticismo normal de sus hermanos, la sorpresa fue que este monje, logró su cometido. 

El monje escribió una enorme Biblia, considerada hasta la fecha como el manuscrito más grande elaborado en la Edad Media, al tener 92 centímetros de alto, 50,5 centímetros de ancho, 22 centímetros de profundidad y un peso de 75 kilos.


Dimensiones del Codex Gigas

Tal proeza llevó a muchos a creer que el monje debió realizar algún tipo de pacto con el demonio para que lo ayudara a concluir con tan imposible obra, no solo porque era imposible para cualquier ser humano realizar en una noche un libro como este, sino porque en su interior guardaba un contenido esotérico y maligno, que no era propio de los textos sagrados de la época, y que además, tal contenido fue coronado con la imagen en las páginas centrales de la temida figura del demonio.

Más allá de la leyenda, en la actualidad es muy poco lo que se sabe del llamado Codex Gigas (que quiere decir del latín Libro grande) o Biblia del Diablo como es conocido popularmente. Se cree que su realización debió tomar por lo menos 20 años y que fue finalizado alrededor del año 1230. Pero todo lo demás, especialmente, quién lo escribió y con qué objetivo, continúa siendo un absoluto misterio.


La figura del diablo



Evidentemente, lo que más llama la atención de esta obra, es la figura del diablo. Ninguna otra Biblia conocida, tiene la figura del diablo en un lugar tan preponderante como la página central y menos aún, mostrado de una forma tan grande e imponente.

El diablo del Cddex Gigas, es un hombre mitad bestia, con cuernos en la cabeza, tiene una lengua bífida y tiene los brazos levantados, está desnudo cubierto solo en sus partes íntimas. Tiene también un rostro color verde y garras tanto en las manos como en los pies. 

También pareciera que tuviera barrotes frente a él,como si estuviera preso en el infierno. 

Tal como sucede con toda la obra, se desconoce cuál fue el objetivo de colocar esa imagen allí. 


Extraños textos

Otro detalle que llama la atención, es que en sus 624 páginas, el libro contiene una serie de conjuros y fórmulas de exorcismo que acompañan los textos del Antiguo y Nuevo Testamento. También es curioso que no contenga los libros de los Hechos de los Apóstoles y el Apocalipsis pero que en cambio contenga ocho libros médicos, las Antigüedades Judías de Flavio Josefo, la crónica de los Checos, calendarios, esquelas, las Etimologías de Isidoro de Sevilla, etcétera.


¿Quién lo escribió?

En un principio se pensaba que el Codex Gigas, pudo ser un trabajo grupal como era usual en el siglo XII o XIII. Sin embargo, cada vez más, ya sea por el análisis de la caligrafía, la tinta usada y la consistencia en el estilo del diseño y la escritura de cada una de sus páginas, hacen creer que este fue el trabajo de un solo individuo. 

Se sabe además, que sus gráficos y escritura, no es la de un copista profesional, como sucede en el caso de los monjes encargados de copiar libros en el scriptorium, sino que al parecer, era un autodidacto, un monje que aprendió a escribir y a dibujar por su propia cuenta y que dedicó a escribir esta biblia durante gran parte de su vida. Seguramente fue un fanático religioso, que vivió aislado para buscar algún tipo de redención o iluminación.

En una reciente investigación, se descubrió en el Codex Gigas una frase que decía "Herman, el recluso". Para muchos, esta sería la identidad del escritor, sin embargo, estas conclusiones aún no son del todo concluyentes.


¿Cómo sobrevivió?

Otra de las preguntas que deja la Biblia, es cómo sobrevivió. Es decir, cómo fue que un libro que contiene además de la figura mencionada del diablo, tenía un grupo de textos con conjuros y exorcismos que no se encuentran en otras biblias de la época ni mucho menos actuales. 

En unos tiempos medievales en donde la Iglesia Católica controlaba rígidamente lo que se podía leer o no, lo que era santo y lo que era diabólico, resulta increíble que tal contenido haya sobrevivido y que tal libro no haya terminado nunca en la hoguera, sino que fue protegido por distintos dueños a lo largo de los años. 

Tal es su importancia actual de este libro que a inicios del 2008, el gobierno checo pagó a Suecia cerca de 10 millones de dólares para poder trasladar el códice hasta Praga para ser expuesto de manera temporal en el Clementinum, antiguo colegio jesuita situado en el corazón de Praga, para el deleite de turistas, estudiosos e investigadores.



No hay comentarios:

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD