LA BIOGRAFÍA REAL DE JESÚS DE NAZARET SEGÚN J.J. BENÍTEZ - PARTE 2


Por Percy Taira

Continuamos con este especial sobre la biografía real de Jesús de Nazaret, basado en el documental titulado "El mensaje enterrado" del periodista y escritor español J.J.Benítez.

En la primera parte (pueden leerla en este enlace) Benítez nos habló sobre los errores y manipulaciones que se tienen sobre la etapa temprana de la vida de Jesús, como por ejemplo, cuándo y dónde nació realmente o qué fue la estrella de Belén.

En esta segunda parte, vamos a referirnos a los años perdidos de Jesús, algo sobre el momento de la pasión y de su resurrección-Y por último, el mensaje, que según Benítez, nos dejó realmente.

Los años perdidos de Jesús

Se conoce como los "Años perdidos de Jesús" al período de la vida de Jesús entre los 13 años de edad hasta los 30, casi dos décadas en que los evangelios canónicos de la Biblia no hacen ningún tipo de referencia a su vida.  (Pueden leer acá un post sobre los años perdidos de Jesús)

Según J.J. Benítez, esos "años perdidos" no lo fueron. Jesús vivió en Nazaret y jamás estuvo oculto. Allí vio crecer a sus hermanos (según el escritor fueron ocho: Santiago, Miriam, José, Simón, Marta, Judas, Amós y Ruth) y allí aprendió varios oficios y se hizo a cargo de la familia cuando José murió, cuando éste tenía 14 años.

También fue en Nazaret cuando Jesús recibió la invitación para enrolarse en las guerrillas judías en contra del Imperio Romano.

¿Jesús analfabeto?

Un dato interesante que proporciona el escritor español, es que según muchos exégetas, Jesús fue analfabeto, por ello, no escribió sus enseñanzas. Según Benítez, esto es falso, Jesús, nos dice, sabía Arameo galalaico (su lengua natal), el Hebreo usado para las escrituras y el griego (quizá con esta última lengua conversó con Poncio Pilatos). Además, la enseñanza de la esctritura era obligatoria para todos los niños judíos a partir de los cinco años.

El viaje de Jesús

Benítez señala que Jesús abandonó Nazaret a los 27 años, en el año 21 de nuestra era. Fue en esta etapa en la que realiza un gran viaje por el Mediterráneo pasando a Egipto, luego a las ciudades griegas como Creta y Cartago, hasta llegar a Roma. Allí conoció no solo estas civilizaciones sino también, su filosofía, su arte, la ciencia, oratoria, entre otras.

Luego regresó por Chipre a la ciudad siria de Antioquía y, desde allí, se adentró en el Oriente. Visitó Sidón, Damasco, Ur de Caldea, Babilonia, Susa y Charax. Finalmente regresó a Nazaret.

Poco tiempo después, Jesús inició un segundo viaje, desde Jerusalén hasta el lago Urmia y la región suroriental del actual mar Caspio, el punto más alejado al que llegó el Maestro. Con esto, Benítez, descarta que Jesús haya llegado hasta Cachemira, como señalan algunas teorías.

Sobre el bautismo de Jesús

Según Benítez, Jesús fue bautizado el 14 de enero del año 26 de nuesra era, en el río Jordán por su primo lejano Juan el Bautista.

El escritor español rechaza que Jesús haya ido al desierto por cuarenta días, sino que fue a un lugar cercano al río Jordán, llamado Pella, un lugar de colinas, repletas de olivos y huertos. Es decir, tampoco ayunó. Allí, en estas cuevas, se quedó para reflexionar sobre su plan en este mundo y sobre las acciones que iba a realizar.

El invento de la Vía Dolorosa

Otro de los datos curiosos que suelta J.J. Benítez, es que Jesús de Nazaret, durante su pasión, nunca caminó por la Vía Dolorosa. Los romanos, al ver que muchas personas se asomaban para ver a Jesús así como a los otros dos sentenciados (que según el escritor no eran ladrones sino terroristas de la época) decidieron ir por calles menos transitadas hacia el Gólgota.


La resurrección de Jesús

Los textos bíblicos relatan cuatro apariciones de Jesús después de su muerte, sin embargo, sostiene que hubo una serie de estas apariciones a distintas personas y en lugares variados. Una de ellas, la quinta, ocurrió el domingo 9 de abril del año 30, alas 16:15 horas en la casa de José de Arimatea, en Jerusalén. Jesús se aparece ante María Magadalena quien se encontraba con otras 24 mujeres a las que les dice: "Vosotras estais llamadas a proclamar la liberación de la humanidad por el evangelio de la unión con Dios". Es decir, dio a las mujeres, al mismo nivel de los hombres apóstoles.

Otra aparición, la doceava, ocurrió el martes 18 de abril del año 30, a las 20 horas, en la residencia de Rodán en Alejandría a uno de los seguidores de Jesús, ante una gran multitud de 80 griegos y judíos. Allí Jesús les dice:

“El Padre me ha enviado para establecer algo que no es propiedad de ninguna raza, nación, ni tampoco de ningún grupo especial de educadores o predicadores. El Evangelio del Reino pertenece a judíos y gentiles, a ricos y pobres, a hombres libres y esclavos, a mujeres y varones, e incluso a los niños. Prestad atención, este Evangelio no debe ser confiado exclusivamente a los sacerdotes.”

Por último, J.J. Benítez nos dice que el mensaje que nos dejó Jesús fue este, que todos somos hijos del Buen Dios, un Dios que no castiga, que no lleva las cuentas y que nos ha regalado la inmortalidad. Y el mensaje concluye, hijos del Buen Dios y por tanto físicamente hermanos.

Y llegará el día en que este planeta encantado será un mundo apacible y luminoso, un mundo sin templos, dogmas ni divisiones, un mundo con una sola religión, la del Espíritu.


LEER PRIMERA PARTE


No hay comentarios:

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD