OVNIS EN LA BIBLIA: EL CARRO DE FUEGO DE ELÍAS



Por Percy Taira

La Biblia, sobre todo en el Antiguo Testamento, se pueden encontrar varios eventos que resultan ser sumamente increíbles y mágicos. Por supuesto, lo creyentes llaman a esto milagros de Dios o una expresión de su presencia y poder, sin embargo, hay otras personas que le han dado a estos pasajes bíblicos una visión distinta. Por ejemplo ¿Qué pasaría si estas increíbles manifestaciones y eventos que vivieron estos hombres no fue algo divino o de Dios, sino que fueron testigos de algo que hoy conocemos como parte del fenómeno ovni?

El Ovni de Elías

Uno de los hechos más conocidos es el llamado "carro de fuego" del profeta Elías. El encuentro tuvo lugar cuando Elías estaba en el río Jordán con su sucesor, un joven llamado Eliseo. En medio de sus conversaciones y oraciones, el profeta hebreo vio de pronto un carro de fuego.

"Mientras ellos iban caminando y hablando, de pronto apareció un carro de fuego, con caballos también de fuego, que los separó, y Elías subió al cielo en un torbellino. Al ver esto, Eliseo gritó: 
"¡Padre mío, padre mío, que has sido para Israel como un poderoso ejército!".
Después de esto no volvió a ver a Elías." (2do Libro de los Reyes 2; 11-13)

¿Qué dice el texto?

Este texto evidentemente dejan muchas preguntas al aire, la primera de ellas es qué era ese carro de fuego. 

Para responder esta pregunta, debemos entender que cuando una persona se encuentra con algo extraordinario que escapa de nuestro conocimiento, en este caso, un artefacto extraño que aparece de la nada, por lo general solemos describirlo con algo que conocemos, algo que esté más relacionado con nuestra realidad y que a la vez, sea fácil de entender y comprender por las demás personas.

Esto sucede mucho en el fenómeno ovni, cuando se usa la expresión "platillo volador" o cuando decimos que es un "ovni cigarro" o "redondo como una pelota de fútbol americano". Al decir esto, no solo "entendemos" el objeto extraño que estamos viendo y le damos una interpretación sino que la descripción es fácilmente comprensible para la gente de nuestra época y nuestro entorno. 

Cuando se dice que Elías vio un "carro de fuego" debemos entender que para él, aquello era un objeto grande y que además tenía movimiento (quizá un movimiento rápido porque nada se movía en la época más rápido que un carro). Agregar que aquel carro era de fuego, puede ser no solo porque era un objeto grande que se podía mover a gran velocidad, sino que emitía algún tipo de luz y calor. 

Por último, están las descripciones que confirman la velocidad y las propiedades aerodinámicas de ese objeto: "subió al cielo en un torbellino". Esto es curioso pues no había en esos tiempos, ningún objeto creado por los hombres que pudiera volar.

Para mayor extrañeza, el texto bíblico dice que su acompañante, Eliseo, jamás lo volvió ver. Algo que nos hace recordar las experiencias de varias personas que aseguran haber sufrido las conocidas abducciones extraterrestres.

Evidentemente, los historiadores y muchos investigadores en la Biblia rechazan esta visión ufológica del texto bíblico y señalan que aquel "carro de fuego" pudo ser cualquier cosa, e incluso, que pudo ser una alegoría para indicar un proceso espiritual interno y no un evento real, que como toda alegoría esta no debe ser tomada al pie de la letra, por ejemplo, que el "fuego" puede tratarse de un tipo de éxtasis, y el hecho de que "subió al cielo", simplemente puede referirse a que luego de ese estado, subió al reino de Dios, y no al cielo como el espacio físico.


SI QUIERES LEER MÁS SOBRE OVNIS EN LA BIBLIA PUEDES DAR CLIC EN ESTE ENLACE

No hay comentarios:

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD