PAREJA ANUNCIA SUPUESTO MILAGRO DEL PAPA FRANCISCO A SU HIJA

Momento en que el Papa Francisco recibe a Ave

En el 2014, la pareja estadounidense Scott y Lynn Cassidy viajaron a Italia con su pequeña hija, de tres meses, Ave, una bebé que padece de síndrome de Down y una enfermedad cardíaca congénita (agujeros en el corazón).

La pareja y la bebe visitaron el Vaticano durante la canonización de Juan Pablo II. Estos se encontraban como muchos otros en la Plaza de San Pedro buscando un lugar para poder ver de cerca al Papa Francisco.

Para su fortuna, al ver al Papa, lograron acercar a su hija a él. El papa recibió a la niña, la alzó en brazos, posó sus manos sobre el pecho de la niña y le besó la frente.

Un mes más tarde, de vuelta en Estados Unidos, los Cassidy llevaron a su hija al cardiólogo. La pareja no pudo salir de su asombro cuando el médico les informó que uno de los agujeros del corazón de Ave se había reducido a la mitad y el otro había desaparecido por completo. Para esta familia, no había dudas, el papa Francisco había curado a su niña.

Aún no se ha hecho un estudio profundo sobre si este caso es verdaderamente un milagro, es decir, si sale de toda explicación científica posible, por ahora, los médicos señalan que es natural que alguno de estos agujeros se cierren por sí solos mientras los niños crecen y que simplemente fue una coincidencia la presencia del Sumo Pontífice. 

Reportaje sobre este caso


No hay comentarios:

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD