LA RIQUEZA Y LOS TESOROS OCULTOS DEL VATICANO



Según el autor del libro "Los Billones del Vaticano", Avro Manhattan, "la Iglesia Católica es el más grande poder financiero, acumulador de riqueza y dueño de propiedades que existe. Ella es la gran poseedora de ricas propiedades que cualquier otra institución, corporación, banco, gobierno o estado en todo el globo. El Papa, como la visible cabeza de esta inmensa y amasada fortuna, es en consecuencia, el más rico de manera individual de siglo XX". (Traducción propia)

Nadie sabe con certeza cuánta es la riqueza real que tiene el Vaticano. Según The United Nations World Magazine, la fortuna llegaría a los varios miles de millones de dólares. Algunos investigadores se han animado a ponerle una cifra y hablan de entre mil millones a 15 mil millones de dólares. Y es que bastaría conocer quiénes son sus socios y los negocios que tiene alrededor del mundo para hacer semejante cálculo. 

Según Manhattan, la Iglesia Católica mantendría inversiones en distintos bancos alrededor del Mundo principalmente en Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos y por spuuesto, Suiza. Así como inversiones en las más grandes corporaciones y transnacionales del mundo como la Shell, General Motors, General Electric, IBM y otras. Sólo en los EE.UU., la riqueza del Vaticano se estima en 500 millones de dólares. 

Los tesoros del Vaticano

Pero eso no es todo, a estas inversiones, habría que estimar el valor de todas las obras de arte que tiene dentro de sus iglesias en todas partes del mundo pero principalmente dentro del propio Estado Vaticano. En esto se incluyen obras arquitectónicas, libros, pinturas, esculturas, y demás expresiones artísticas realizadas por los más grandes artistas de todos los tiempos.

Basta recordar el techo de la Capilla Sixtina y la escultura de La Piedad del genio Miguel Ángel, para entender las dimensiones artísticas de las que estamos hablando. A este nombre habría que sumarle a los no menos geniales Leonardo da Vinci, Rafael, Giotto, Caravaggio, y un largo etcétera de artistas.

Ante este tesoro, el Vaticano siempre ha dicho que esas obras no le pertenecen sino que pertenecen a toda la humanidad, y quizá tengan razón, sin embargo, ellos son los custodios de esos grandes tesoros y sacan provecho de ellos gracias al turismo y a los museos. 

A esto también deberíamos sumarle las propiedades que tiene la Iglesia Católica alrededor del mundo, que lo convierte en el mayor propietario de bienes raíces del mundo; las reservas de oro y dinero que posee en su propio Banco Vaticano; los diversos objetos y joyas de gran valor monetario que tiene; entre otros.

Recientemente, el Papa Francisco ha iniciado una revolución en el Vaticano que busca primero, limpiar las cuentas del Vaticano y sus inversiones alrededor del mundo y segundo, buscar y formar una iglesia mucho más humilde y cercana a los pobres. ¿Con estos números y estas cifras, podrá hacerlo? ¿Se lo permitirán?


1 comentario:

Anónimo dijo...

Todas las instituciones que cuentan con adeptos tienen suculentas ganancias,como es el fútbol,entidades animalistas,y por supuesto las instituciones religiosas y otras.
Es efectivo que muchos sinverguenzas se aprovechan de los individuos que aportan ya sea por fanatismo,o por querer dar de buena manera.
desde mi punto de vista,tengo la esperanza que la riqueza del vaticano sea un tesoro de la humanidad,quien sabe si a futuro nos puede servir a todos,siempre y cuando no existan los intereses mezquinos de algunos individuos.Créo en la santa Iglesia,que esto se pueda dar,ya que como se están dando las cosas hoy en día,con los intereses personales del individuo moderno sin escrúpulo,que no le importa el otro,que incluso no se ama a si mismo,por tener en su mente intereses egoistas, sin enbargo nuestro Señor nos conoce de lo que somos capaces,tanto de amarnos,como el de destruirnos,con cualquiera de estas dos alternativas,el gran tesoro nos puede ayudar en un momento determinado.

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD