ANACLETO II: ANTIPAPA ACUSADO DE INCESTO Y PROMISCUIDAD


No hay peor cisma dentro de la Iglesia Católica, que aquel que genera a un Antipapa, es decir, a un hombre que tras perder la elección papal, se hace elegir Papa y asegura tener la autoridad que el pontífice elegido por mayorías. Peor lo es, cuando este antipapa tiene una fama que contradice la moral de la propia Iglesia. Este es el caso de Pietro Pierleoni, llamado Anacleto II.

Anacleto II, era el segundo hijo de la poderosa familia romana los Pierleoni, y como tal, su camino o destino estaba enfocado en el servicio religioso. En 1130 el papa Honorio II, estaba a punto de fallecer y Pierleoni, deseaba su puesto, así que comenzó a hacer las gestiones necesarias para ganar los votos de los cardenales de la Iglesia y de los habitantes de Roma.

Sin embargo, debido a los enemigos que tenía la familia, muchos hombres poderosos de la capital italiana, cuyo representantes también eran miembro de la curia, convencieron al cardenal Gregorio Papareschi, para que también candidateara al papado. Al final, Papareschi ganó la elección y tomó el nombre de Inocencio II. Pero Pierleoni y las personas que lo apoyaron no aceptaron esta designación y se levantaron en rebeldía y Pietro fue nombrado Papa y se hizo llamar Anacleto II el mismo día que su oponente, el 23 de febrero de 1131.

Ambos papas permanecieron en Roma y Anacleto II intentó ganarse el respaldo del pueblo romano y de las familias poderosas con costosos regalos y enormes fiestas. Así se ganó el favor de varios reyes de Italia incluido  el de Rogelio II de Sicilia, lo que le dio un gran poder en Roma. Fue entonces que Inocencio II decide dejar Roma y huye a Pisa. No fue sino hasta la muerte del antipapa en 1138, cuando Inocencio II pudo volver a Roma y poner fin a este cisma.

Incesto y promiscuidad

Pero más allá de estos asuntos políticos y de corrupción, lo cierto es que Anacleto II, parecía el menos indicado para ocupar el trono de Pedro. Se decía que tenía una relación incestuosa con su hermana con la que tuvo además, varios hijos. Además, se comentaba que este papa no viajaba a ningún lado sino fuera acompañado por alguna concubina. Muchos quisieron denunciar esta forma de comportarse del pontífice pero terminaban muertos, tal como le pasó a un monje llamado Arnolfo que lo denunció.

Algunos dicen que esta mala fama fue creada e inventada para desprestigiarlo debido a su origen judío (su abuelo era un judío cristianizado). Sin embargo, la fuerza de esos rumores era tal que cuando Inocencio II, volvió a Roma, luego de la muerte de Anacleto II, convocó al Concilio de Letrán (1139), en la que se prohibía de manera explícita el matrimonio de los sacerdotes y tener concubinas.

"Se prohíbe el matrimonio a los sacerdotes, diáconos, subdiáconos, y monjes. También se prohíbe mantener concubinas y la permanencia en sus casas de cualquier mujer diferente a las admitidas por el Concilio de Nicea. Los matrimonios en vigor de los clérigos son nulos de pleno derecho, y los que no los hubiesen oficiado son declarados pecadores y obligados a confesión". (Ver la ley del Concilio de Nicea)


Se dice que es malo hacer leyes con nombre propio, pero al parecer, en este caso, estaba hartamente justificado.



No hay comentarios:

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD