EL MISTERIOSO TRIPLE ASESINATO DENTRO DEL VATICANO

(De izq. a der.) Céddric Tornay; Gladys Meza Romero; y Alois Estermann

El 4 de mayo de 1998, un hecho extraño ocurrió dentro de las paredes del Vaticano. Tres personas fueron encontradas muertas por un arma de fuego, en uno de los departamentos de la Santa Sede destinadas a los trabajadores laicos: uno de los asesinados era el comandante de la fuerza de seguridad personal de la Guardia Suiza, llamado Alois Estermann (48); la otra era su esposa, la venezolana Gladys Meza Romero (49); y el tercero, un joven oficial de la Guardia, Céddric Tornay (23), sindicado como el asesino de la pareja y que luego de cometer su delito, se disparó a sí mismo, suicidándose.


La pareja

El comandante Alois Estermann tenía 18 años dentro de la Guardia Suiza, tuvo una medalla de honor porque fue uno de los que protegió y se puso como escudo en el intento de asesinato del Papa Juan Pablo II el 13 de mayo de 1981. Por otro lado, su esposa, Gladys Meza, era una ex modelo venezolana que trabajaba en la librería de la embjada venezolana. Estaba casada con Estermann desde 1983, y no tenían hijos. Todos en el Vaticano los consideraban una pareja ejemplar y no tenían enemigos.

Misterio sin resolver

Las razones por las que Tornay los asesinó, y luego se suicidó, continúan siendo un misterio. Según el Vaticano, Tornay cometió los asesinatos por una locura momentánea, se dijo además que se encontró rastros de marihuana en la orina del joven y la autopsia reveló que tenía un quiste en su cabeza del tamaño del "huevo de una paloma", que, según ellos, explicaría su locura. 

Esta respuesta fue rechazada por muchos investigadores, medios de comunicación y familiares de las víctimas y del supuesto asesino. La revista Newsweek dijo en esa oportunidad: "El Vaticano no ha podido convencer a nadie de lo que ha dicho sobre esta trágica historia". Por su parte, la hermana de Tornay dijo: "El Vaticano no nos hadado toda la verdad sobre la muerte de mi hermano". 

Sea como fuere, la manera cómo el Vaticano quiso cerrar el caso y alejarlo de la prensa, solo motivó que los medios de comunicación centraran su atención en este hecho y comenzaran a especular aún más sobre los motivos de este asesinato. 

Algunos dijeron que el oficial mató a su superior porque consideraba que era el responsable de su estancamiento en la Guardia al rechazarle una condecoración que le correspondía; otros señalaron que fue porque el joven oficial estaba harto de los maltratos y acoso que recibía por parte de sus compañeros, sobre todo por su nacionalidad, pues mientra Tornay era suizo-francés, la gran mayoría de la Guardia, eran suizo-alemanes.

Otros que el comandante asesinado era un espía de la policía secreta de la antigua Alemania del Este, conocida como la Staci; otros dicen que Estermann fue asesinado por una lucha interna entre el Opus Dei y los masones, quienes querían ocupar los máximos puestos de la Guardia Suiza.

Y por último, está la teoría más popular o la que más llamó la atención de los medios de comunicación que decían que el móvil del asesinato fueron los celos del joven al tener este una relación sentimental con el comandante.

Por supuesto, todas estas especulaciones fueron rechazadas de manera tajante por las distintas autoridades vaticanas y en especial por los miembros de la Guardia Suiza. 

Al final, El cuerpo de Estermann y su esposa fueron velados en la Basílica de San Pedro, y fue concelebrado por 16 cardenales y 30 obispos. Lo curioso fue que Tornay, también recibió un funeral cristiano en la Iglesia de Santa Ana, a pesar de que según las autoridades, se habría suicidado.



No hay comentarios:

Etiquetas Vaticanas

¿Dudas, consultas? Busca aquí

EXPEDIENTE OCULTO #11 - MISTERIOS DE LA NAVIDAD